La chica danesa

The-Danish-Girl-Poster-ojos

21 Feb La chica danesa

The-Danish-Girl-Poster-1

Hace un par de días vimos la película “La chica danesa” o The Danish Girl, del director Tom Hooper (el mismo de la encantadora El Discurso del Rey, película que ganó el Oscar a mejor película y actor hace unos años), y con la actuación de Eddy Redmayne y Alicia Vikander.

La película se ambienta en los años 20, en Dinamarca, y trata de la historia real del artista Einar Wegener y su esposa Gerda, y de cómo Einar descubre que no es hombre; que en lo más profundo de su ser se siente mujer. Y ese sentimiento lo lleva hasta sus últimas consecuencias, con todo lo que eso implica, es decir, hasta el punto de convertirse en la primera persona en ser operada quirúrgicamente para convertirse en mujer, una mujer llamada Lili Elbe. De hecho, llegó a someterse a cinco operaciones, y lamentablemente Lili muere al intentar recuperarse de la última, con la cual le trasplantaron un útero para que intentara ser madre.

Más allá de la calidad artística y técnica de la película, innegable por cierto y altamente recomendable, quería sí llamar la atención sobre dos aspectos de la historia que para mi son fundamentales en lo relacionado con el tema de la diversidad y el respeto.

Lo primero es La valentía con la que Einar, y luego Lili, se enfrentan a este tema en una época en la que la sociedad en general consideraba la diversidad sexual como una enfermedad, una aberración, una perversión y hasta un delito. De hecho, es justo eso lo que destaca Eddy Redmayne de su proceso de preparación del personaje. El actor se reunió con personas que se habían sometido a operaciones de cambio de sexo para preparar su rol: «He conocido a gente con una valentía extraordinaria y brillante, así que espero que sea una experiencia interesante».

Lo segundo tiene que ver con la capacidad que demuestra el personaje de Gerda, la esposa del pintor, para aceptar lo que está ocurriendo hasta convertirse en el principal apoyo de Lili en su proceso de transformación. El personaje es increíble (de hecho, hay quienes señalan que la actriz Alicia Vikander logró una actuación tan sublime que llega a opacar a Redmayne). Pero lo maravilloso de este personaje es justamente su carácter. No deja de ser difícil para ella aceptar lo que está ocurriendo, pero toma una decisión: que el amor se sobreponga incluso a una situación como esta. Un amor que ella entiende que ya no se manifestará bajo la tradicional relación del matrimonio, sino como una amistad poderosa y compleja. Porque en definitiva, aunque ahora Einar sea Lili, esa persona, ese ser humano, sigue siendo el objeto de su afecto. Le importa, le quiere y no podrá dejar de quererle.

Normal_FilmPoster

Hay una película que aborda un tema similar, una producción de HBO llamada “Normal” del año 2003, protagonizada por Tom Wilkinson y la increíble Jessica Lange, en la que su marido Roy Underwood, luego de 25 años de matrimonio, confiesa que también comenzará un proceso de cambio de sexo. En el contexto del sur tradicionalista y agrícola norteamericano, la esposa también termina aceptando a su marido tal y como es, y reconoce que no puede dejar de quererlo aunque ahora vaya a convertirse en la mujer que siempre ha sentido que es. Roy tiene que enfrentarse a su familia, a su trabajo en una empresa agroindustrial y a todo el pueblo para ser aceptado como ella es.

 

 

Así como La chica danesa ha recibido varias nominaciones a importantes premios, incluyendo el Oscar de la Academia, Normal también fue nominada a los Globos de Oro como mejor película para TV, así como Wilkinson y Lange recibieron nominaciones. Es una gran película que no pueden dejar de ver.

En definitiva, estas son producciones que tienen algo que enseñarnos y que son temas por los que muchos vienen luchando de manera sostenida. Es cierto que cada quien tiene las razones que considere convenientes para manifestar su orientación sexual y salir del closet, pero tampoco deja de ser cierto que en muchos lugares del mundo se está normalizando la idea del respeto y la protección de los derechos de la comunidad GLBT. Sigue siendo un acto de valentía, pero que cada vez se encuentra con un contexto más amable para quien decide asumirse gay, lesbiana, bisexual o transgénero.

Y justamente ese contexto también lo da el hecho de que, quienes nos rodean, también van demostrando cada vez más la capacidad de aceptarnos tal y como somos, de querernos y de convivir sin que exista algún tipo de discriminación por amar a quien amamos y sentirnos a gusto con quienes somos realmente.

Tags:
, ,
No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR